Es bien sabido que todas las empresas y autónomos están obligados a facturar a sus clientes para cumplir las obligaciones tributarias (principalmente en materia de IVA, así como de IRPF e Impuesto de Sociedades).

Recientemente se han aprobado dos leyes, junto con sus respectivos reglamentos de desarrollo que van a modificar el mundo de la facturación tal y como lo conocemos. Dichas leyes son la Ley Antifraude (julio 2021) y la Ley Crea y Crece (septiembre 2022).

Por su parte, la Ley Antifraude tiene como objetivos la reducción de los ingresos no declarados, aumentar la recaudación de IVA y obligar a la digitalización de las empresas. Esta ley obliga a los empresarios a utilizar sistemas de facturación “homologados” preparados para comunicar con la Agencia Tributaria, ya sea enviándole las facturas inmediata y automáticamente (sistema Verifactu) o tras petición suya.

A partir de julio de 2025, los pequeños empresarios ya no podrán emitir facturas mediante un documento de Word, un Excel o un PDF. Deberán usar algún sistema certificado que, entre otros, hará imposible la modificación o eliminación de las facturas generadas. A través de este sistema, se creará un código QR que será obligatorio incluir en las facturas tanto en papel como en formato electrónico. Este código QR permitirá validar la autenticidad e integridad de esta.

Con respecto a la Ley Crea y Crece, tiene como objetivos la reducción de los plazos de pago, así como reforzar la digitalización de las empresas. Entre otros, obligará a los empresarios a emitir y comunicar las facturas a otros empresarios mediante facturas electrónicas.

El formato de la factura electrónica debe ser en un formato electrónico estructurado y válido, por tanto, tampoco nos servirá el formato PDF. Además, la factura deberá ser comunicada al receptor de esta mediante sistemas de plataformas de facturas electrónicas, esto supone que no podremos emitirla por correo electrónico. Los pequeños empresarios estarán obligados a ello partir de abril 2026. Además, en 2027, también deberán informar del estado de la factura (aceptación, rechazo) y de la fecha de pago de cada una de ellas.

Las empresas con facturación superior a 6 millones de euros pueden ver esta obligación anticipada en un año (2024 y 2025, respectivamente).

En definitiva, estas nuevas leyes van a incorporar un importante cambio a la hora de emitir facturas, ya que ciertas maneras de facturar que ya no serán posibles.

Desde el departamento de gestoría de AEME ADVOCATS estamos a vuestro servicio para este cambio relevante en el proceso de facturación.

PONTE EN CONTACTO CON NUESTROS ESPECIALISTAS

Ponte en contacto con nosotros para explicarnos tu situación y, en su caso, proponerte nuestros servicios.