La Ley de Segunda Oportunidad es un mecanismo que busca el alivio de las personas y empresarios que se encuentran en una situación de insolvencia económica.  

¿Qué es la Ley de Segunda Oportunidad?

La Ley de la Segunda Oportunidad, aprobada en 2015, es un instrumento legal que permite a personas físicas y autónomos reestructurar y renegociar sus deudas y obtener la cancelación de aquellas que no pueden pagar. Su objetivo principal es brindar una solución a aquellos que se encuentran en una situación de sobreendeudamiento y les resulta imposible hacer frente a sus obligaciones financieras.

Su regulación se encuentra en el Real Decreto-Ley 1/2015, de 27 de febrero, de mecanismos de segunda oportunidad, reducción de carga financiera y otras medidas de orden social. En septiembre del 2022 este Real Decreto-Ley sufrió una modificación que ha simplificado el procedimiento y el coste del mismo.  

Requisitos para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad:  

Para beneficiarse de esta ley, es necesario cumplir con ciertos requisitos. Entre ellos se encuentran: 

  • Ser una persona física o autónomo 
  • Actuar de buena fe 
  • Estar en una situación de insolvencia actual o inminente 
  • Haber intentado previamente llegar a un acuerdo pagos con los acreedores 

Procedimiento de la Ley de Segunda Oportunidad:  

El proceso de la Ley de la Segunda Oportunidad consta de varias etapas: 

Fase 1. Acuerdo extrajudicial de pagos: El deudor intenta llegar a un acuerdo con sus acreedores para reestructurar las deudas. Si no se alcanza un acuerdo, se procede a la siguiente etapa. 

Fase 2. Concurso consecutivo: Se solicita un concurso de acreedores ante el juzgado competente, en el cual se presenta un plan de pagos para satisfacer a los acreedores. 

Fase 3. Liquidación y cancelación de deudas: Si no es posible cumplir con el plan de pagos, se procede a la liquidación del patrimonio y se cancelan las deudas pendientes. 

Beneficios de acogerse:  

La Ley de la Segunda Oportunidad ofrece diversos beneficios para los deudores insolventes, entre ellos: 

  • Cancelación de deudas: Permite la exoneración de las deudas que no se puedan pagar, ofreciendo así una verdadera segunda oportunidad económica. 
  • Paralización de embargos y ejecuciones: Durante el proceso de la ley, se suspenden los embargos y ejecuciones que estén en curso, brindando un alivio financiero al deudor. 
  • Restablecimiento del crédito: Una vez cumplidos los requisitos y finalizado el proceso, el deudor puede comenzar de nuevo con una situación financiera más saludable. 

Limitaciones y consideraciones: 

Es importante tener en cuenta algunas limitaciones y consideraciones asociadas a la Ley de la Segunda Oportunidad: 

  • No se aplica a deudas derivadas de delitos penales o administrativos. 
  • No haber sido condenado por delitos contra el patrimonio, contra el orden socioeconómico, falsedad documental, contra la Hacienda Pública o la Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores en los 10 años anteriores a la declaración del concurso.  
  • No haber recibido el beneficio de la Segunda Oportunidad en los últimos diez años anteriores a la solicitud 
  • No ser declarado culpable en el concurso 
  • La cantidad adeudada no puede superar los cinco millones de euros 

En conclusión, la Ley de Segunda Oportunidad en España es un instrumento legal importante para todas aquellas personas que se enfrentan a dificultades económicas y financieras de importancia. Constituye el mecanismo legal que permite a las personas insolventes reestructurar, renegociar o cancelar sus deudas y tener una nueva oportunidad.  

¿Quieres cancelar tus  deudas?

Te ponemos en contacto con abogados especialistas en Ley de Segunda Oportunidad para que puedas consultar si puedes cancelar tus deudas: